Hablemos del ROJO...

Al principio fue el rojo. El primer color al que el ser humano le puso nombre, la denominación cromática más antigua del mundo.



Probablemente, el #rojo sea el primer color que ve un recién nacido.


El simbolismo del rojo está determinado por dos experiencias elementales: el fuego y la sangre son rojos.


Fuego y sangre tienen, en todas las culturas de todos los tiempos, un significado existencial. Por eso, todo el mundo comprende el simbolismo del rojo.


Los efectos de los colores no son innatos, de la misma manera que no es innato el lenguaje. Pero como los colores se conocen en la infancia, a la vez que se aprende el lenguaje, los significados quedan tan interiorizados en la edad adulta que parecen innatos.



El efecto psicológico y simbólico de la sangre hace del rojo el color dominante en todos los sentimientos vitalmente positivos.


Es el color de la fuerza y de la vida.

El color de la felicidad.


La idea de un color de la felicidad es especialmente popular en China.



Para celebrar el año nuevo chino, se cuelgan lámparas y carteles rojos en los que se leen deseos de prosperidad y abundancia escritos con letras doradas.


A los niños (y a las mujeres solteras como yo) se les regala dinero en sobres de este color.



En los países occidentales Papá Noel reparte regalos vistiendo de rojo.


Las mujeres chinas y las hindúes también llevan vestidos rojos en su boda. En India, el rojo es el color sagrado de Lakshni diosa de la belleza y la riqueza.

Hay un escarabajo rojo que simboliza la buena suerte: la mariquita o vaquita de San Antonio.



Se dice también que el color rojo nos protege de las malas vibras y las miradas envidiosas.


El efecto de cada color está determinado por su contexto, por la conexión de significados en la cual lo percibimos.

El rojo junto al rosa o blanco hace referencia al amor tierno o romántico.

El rojo junto al violeta nos sugiere pasión y sexualidad.

El rojo junto al amarillo o dorado simboliza de prosperidad y abundancia.

El rojo junto al negro nos habla de peligro.


Fuente: Psicología del Color, Eva Heller.


¿Te pareció interesante la info? ¡Megusteá y compartí la inspiración!


Nos leemos pronto.

Con cariño...

Flor.