Básicos sobre PSICOLOGIA DEL COLOR

Desmitifiquemos lo siguiente: "¿Te gustá el rojo? ¡Sos extrovertida! ¿Te gusta el negro? ¡Sos tímido!" La Psicología del Color es la relación que existe entre el color y la reacción emotiva o psíquica que produce. NO es una predicción sobre tu personalidad o capacidades sociales. SI es una forma de expresión de emociones y mensajes.



Colores y sentimientos no se combinan de manera accidental.


Sus asociaciones no son simplemente cuestiones de gustos, sino experiencias universales profundamente enraizadas desde la infancia en nuestro lenguaje y nuestro pensamiento.



Ningún color aparece aislado, cada color está rodeado de otros colores. En un efecto intervienen varios colores (acorde de colores).

Un acorde cromático se compone de aquellos colores más frecuentemente asociados a un efecto en particular. Si querés profundizar un poco más sobre los acordes, te remiendo leer este artículo: Acordes ¿de colores?


Colores iguales se relacionan siempre con sentimientos e impresiones semejantes (ej: a la fidelidad se asocian los mismos colores que a la confianza). El acorde cromático determina el efecto del color principal.


Como el contexto determina el efecto

Los colores están clasificados en grupos de cálidos y fríos. El fundamento de esta división radica en la sensación de la experiencia humana.


Los colores cálidos se consideran como estimulantes, alegres y hasta excitantes; y los fríos como tranquilos, sedantes y en algunos casos deprimentes.


Los colores a plena saturación son usados muy pocas veces en superficies de gran tamaño; rojos, naranjas, amarillos, azules y otros colores vivos en toda su pureza no lo presenta nunca la naturaleza en amplias extensiones, sino como acento o pequeñas áreas de animación.

Los colores también ejercen una acción fisiológica bien definida.


Rojo: simboliza sangre, fuego, pasión, violencia, actividad, impulso, acción, movimiento y vitalidad. Aumenta la tensión muscular, activa la respiración, estimula la presión arterial y es el más adecuado para personas retraídas, de vida interior y con reflejos lentos.



Naranja: es entusiasmo, ardor, incandescencia, euforia y actúa para facilitar la digestión. Mezclado con blanco constituye un rosa carne que tiene una cualidad muy sensual.



Amarillo: es sol, poder arrogancia, alegría, buen humor y voluntad. Se lo considera estimulante de los centros nerviosos.



Verde: es reposo, esperanza, primavera, juventud. Por ser el color de la naturaleza sugiere aire libre y frescor. Libera el espíritu, equilibra las sensaciones.



Azul: es inteligencia, verdad, sabiduría, espacio, inmortalidad, cielo y agua. También significa paz y quietud. Actúa como calmante de la presión sanguínea. Al mezclarse con blanco forma un matiz celeste que expresa pureza y fe (haciendo referencia al cielo).



Violeta: es profundidad, misticismo, misterio, melancolía. En su tono púrpura significa realeza, suntuosidad y dignidad. En combinación con el blanco es un color delicado, fresco y de acción sedante.


Los colores cálidos en matices claros (cremas, rosas, etc.) sugieren delicadeza, femineidad, amabilidad, hospitalidad y regocijo. En matices obscuros vitalidad, poder, riqueza, estabilidad.


Los colores fríos en matices claros indican frescura, expansión, descanso, soledad, esperanza y paz. En matices obscuros melancolía, reserva, misterio, depresión, pesadez.




¿Te pareció interesante la info? ¡Megusteá y compartí la inspiración!


Nos leemos pronto.


Con cariño...


Flor.

#psicologiadelcolor #diseño #acordescromaticos #branding #comunicacion